Skip directly to content

Ley de Say

on Wed, 2014-04-09 15:17
Imagen: 

Sin ventas no hay capacidad de compra (incluyendo ese histórico primer flujo de trueque en cada zona del mundo en su momento) al igual que en el comercio exterior porque en realidad todo comercio es exterior a la unidad territorial más pequeña: el entorno familiar. El límite de nuestras compras está en la cantidad de bienes líquidos (fáciles de vender, más mercadeables) o liquidables en nuestro territorio. Exportamos para poder importar. Esto es la Ley de Say de los mercados. La oferta, histórica y teóricamente crea la (capacidad de) demanda.

Los libertarios somos maratonistas

on Wed, 2014-04-09 14:45
Imagen: 

Al igual que correr, difundir las ideas no es una tarea fácil aunque al principio parece que lo fuera. Nosotros, los que queremos una sociedad libre, tenemos una maratón por delante. ¿Por qué hablo de una maratón? En resumidas cuentas, es la mejor experiencia que un ser humano puede vivir. Es difícil, vas a sufrir y vas a llorar, pero vale completamente la pena cuando cruzas la meta después de 7 meses de preparación, 5 horas corriendo y 42.2km. Cuando terminas, te dan la medalla que no vale nada sino porque simboliza tantas horas de entrenamiento y dedicación. Difundir las ideas de libertad es casi lo mismo. Nosotros queremos una sociedad libre (esa es nuestra ansiada medalla) y sabemos que no es fácil; saber que eres completamente responsable de tu libertad asusta un poco y es por esto que otras ideas son las que predominan. Esto no hace la pelea imposible, solo significa que hay que comprometerse.

Yoani, la del griterío en el pájaro azul

on Mon, 2014-03-24 23:28
Imagen: 

Yoani concluyó su intervención recomendando a su audiencia y a quienes escriben blogs y son activos en redes sociales diciendo: ”Nárrate a ti mismo, que cuando te narra el poder siempre te narra mal”. ¡Cuántos ciudadanos latinoamericanos nos podemos relacionar con esto!

Pesimismo injustificado

on Mon, 2014-03-24 15:09
Imagen: 

Un rey de hace 300 años nunca tuvo refrigeración de alimentos, vacunas para sus hijos, nunca pudo ver cine, subirse a un avión ni acceder a una biblioteca. Tampoco tuvo un reloj de pulsera, calculadora, computador, iPod ni acceso a un parque de diversiones u hospital.

Independientes que trabajan para el Estado

on Fri, 2014-03-07 21:14
Imagen: 

Me siento como si volviese a tener ocho años y mi mamá me daba 400 sucres a la semana para la colación. Ella me aconsejaba en qué alimentos es mejor gastar mi dinero, pero nunca me lo impuso, era sólo un consejo. Hoy el gobierno me ordena, qué porcentaje de mis ingresos –y vaya porcentaje– debe llevarse para él decidir en qué invertir por mi (yo aparentemente no puedo hacerlo sola). Y como si fuera poco decide que es mejor invertir en su sistema de salud pública antes que en un proveedor privado, de mi elección. ¿No pensaron en que quizás, yo no quiera aportar a ningún proveedor de salud y prefiera gastármelo en lo que a mí se me ocurra? Finalmente es mi sueldo, ¿o ya no?

Pages